sábado, 15 de diciembre de 2012

Rob Summers recupera mediante estimulación eléctrica la función sexual y la renal

Después de cuatro años sin mover ni siquiera un dedo del pie, Rob Summers, un estadounidense de 23 años, volvió a experimentar lo que se siente al mantenerse en pie durante unos minutos. El accidente de tráfico que sufrió en 2006 lo dejó parapléjico, impidiéndole cualquier movimiento desde el pecho hacia abajo.
Ahora, la investigación médica ha conseguido que recupere las funciones corporales sexual y renal. Para lograrlo, el equipo de investigadores de dos universidades estadounidenses han sometido a este paciente a la estimulación eléctrica epidural de la médula espinal. Este proceso ya lo he explicado en otra entrada pero a modo de resumen diré que consiste en un sistema de electrodos, colocados encima de la médula (debajo de la piel) mediante implante.
Según explican los investigadores, con estos impulsos eléctricos se consiguen imitar las señales que el cerebro, de forma natural, envía a los músculos para ejecutar movimientos de forma voluntaria.
Rob Summers afirma: "Es un sentimiento asombroso. Ser capaz de dar un paso es increíble, es una inyección de optimismo".

Si hacéis click en la siguiente imagen podreis acceder a una página con más información sobre la recuperación de Summers:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada